17 dic. 2009

Aeropuertos


Los aeropuertos son grises como la lluvia. Neutros contenedores que no van a ceder sus esquinas a nada humano. Están ahí, con su aire climatizado y seco, sus bolsas del duty free y sus tiendas caras. Un recipiente aséptico de emociones. De comienzos, finales y tránsitos.


Los aeropuertos han desbordado siempre mis lágrimas. A veces por dentro, otras más allá. Explíquese Vd. delante del agente de aduanas que llora porque no sabe parar. Haga comprender que sólo cuando parte ha encontrado su raíz. Que el mero trámite es un desgarro de un tejido invisible que le escinde en dos o mil pedazos. Que no puede responder las preguntas porque se le ha atragantado una alambrada metálica y está rezando porque sea electrificada y alguien la conecte.


Put a brave face. La sonrisa torcida, como sin alma. Solodolor. Los pasillos, las puertas, escaleras mecánicas. Los grupos de turistas, los recién casados, los equipos de fútbol. Recomendación de seguridad aeroportuaria: Nunca abras esa carta hasta no estar en el avión.


El desfase horario no es sino un corazón que late más deprisa o más despacio, inadecuado a la aceleración de los demás. Como aceite que resbala sobre el agua. No consigue sumergirse, no consigue frenar. Y el aire no entra en los pulmones por más que respirar sea automático.


Un aeropuerto como un punto y aparte. Con un poco de suerte como un punto y seguido, y no será del plomo suspensivo, y no será la distancia un precio a pagar.

16 dic. 2009

No[e]stalgia


Debe de ser el frío. El ánimo post-fiesta idéntico al afterglow de unos fuegos artificiales. Cuando la piel se encuentra más desnuda, justo después de haber dejado caer todas las máscaras. Debe de ser esta noche que se me extiende por dentro, una y otra vez. Como una marea sin luna.


Entonces el frío. O algo que se me queda en la garganta con un resquejo amargo. Todas las palabras han sido dichas antes y qué importa si todo lo traigo repetido. Las formas geométricas del agua sobre el vidrio, la escarcha punzante, esta luz blanquecina que amenaza.


Había cerrado la puerta pero es como una avalancha. No hay quien lo contenga. Se filtra entre las rendijas de mis pestañas.



30 nov. 2009

Incogitor




*
Leszek Mozdzer plays one of his heartbreaking compositions on... exactamente no importa dónde.
No importa dónde. Sino con qué. Si alguien ha sentido escalofríos, o un aire irrespirable en los pulmones. Si a alguien le ha llegado de pronto un aroma conocido a la memoria...

(Link sobre el título).

25 nov. 2009

Un-


Untitled, undivided, unwhole.
Tras esa página que deja una sonrisa en el álbum de fotos, toda aquella enormidad desierta. Todos los puntos suspensivos, lacerantes y rítmicos.
Qué irreal se ve todo. ¿Acaso ocurrió aquella distancia? ¿La noche donde el dolor nunca cedía? Parece como si una bruma espesa desdibujara los contornos de tu suéter - tú, que no dices jersey.

Unacknowledged, unspeaked, undone.
Como quien deshace un nudo.
Hoy me queda sólo tu melancolía.

19 nov. 2009

Preguntas

No me quedaban más preguntas. Eras la duda que no acaba bien. La tierra podría haberse puesto a temblar, que no me hubiera mojado los labios.

12 nov. 2009

Miss Lonely


Las luces cuadradas, amarillas, entre las ramas; el cielo plomizo y azurado. La farola redonda y naranja al lado de la calle. Oficinas desiertas con ecos de invierno. Los neumáticos mojados, los autobuses como enormes escaparates nocturnos. En la sexta ventana a la izquierda, una sombra a través de los árboles. Una sombra que va y viene, ahora en la quinta, y pequeños contraluces que pasan.  Siluetas oscuras caminando.


Hollow.


Alguien me dijo ayer untouchable. Me he convertido en un personaje de dibujos animados. Llámame Miss Lonely para hacerlo más fácil:  Yo no tengo la culpa, me dibujaron así. Hoy la oquedad en mi clavícula no sabe si espera tu mejilla. Aquí no queda nadie. Toda esta noche se me cuela en las costillas y me llena de aire. Esta media distancia reververa al infinito y hace agua por todas partes.


Hollow.


No hay lugar donde ninguno de tus gestos me alcance.

10 nov. 2009

Aéreo

Paredes de aire. Castillos de viento. Aérea inmensidad anudada al cuerpo.

9 nov. 2009

Quieto



Quieto. El mundo se detiene como una caricia, leve. No ha amanecido hoy y entre la bruma nadie se agita. Ni siquiera las voces de lo pájaros. De hoy a nada. Como un sonido en off con piano al fondo y el vaho escapándose de la boca. No se han apagado las farolas y el tiempo no escurre sin la lluvia.


Me pregunto cuánto más aguantaré este sostenido. Este ir y venir constante que es como contener el aliento. Cuánto más habré de aproximarme, qué sentido. Espero, dando vueltas al corazón como un reloj de cuerda. Ilusión óptica, pájaro y jaula. Los grajos invaden el grave de mis 60 latidos que tiemblan directo a la mejilla cuando abres la puerta.


Frágil, equilibrio. Nuevamente frágil. Por momentos eres como andar de puntillas y de pronto una corriente y frío. Busco la línea que caminas y desplazas, a antojo, como si se tratase de otra textura en el aire. El enigma que ni siquiera asoma a tus ojos como un duermevela.

6 nov. 2009

Blues

Hoy llueve por dentro. Sí, también por fuera, pero nada que ver.
Una sucesión de cuatro acordes en acústico, arrastrados de grave a agudo, que se cuelan bajo el maquillaje.
He quemado tantas naves sin generar ningún fuego. Salvo en tus brazos.
Hoy todo está mojado.
Un rimmel que no se desata, un recado que no dejas en el contestador. _____ . _____. _____. Un parpadeo insolente.
Todo suena a líquido e imperdurable.
Debe ser la oscuridad creciente tras la espalda, los faros de los coches fluidos y las gotas que caen.
Los pedazos de risas se descascarillan como hojas de otoño. Las noches abarrotadas que antes llenaban el espacio, rotas como un cristal. Algo me dice que la alegría no se puede contener. La desdicha...
Cuando quiera volver no sabré regresar, aunque poco importa si no se puede retroceder al principio.
Será quizás es sólo este blues, que llueve por dentro. O quizás el blues es sólo una excusa para tener un motivo. Cursor intermitente.

22 oct. 2009

Mujer [cuervo]

Como ala negra de camino rasgado,
azul de madrugada y voz de bruma,
agreste clama la mujer-cuervo.


Entre las campanas que urgen
al silencio de escarcha,
sobre la hierba dura y sin aliento,
mitad palidez desconsolada
a cuchillo tenaz y terciopelo.


Noches son y son noches de tinta
como pozos que apuntan al deshielo,
silueta que se quiebra en agua y plata,
zaherida curva que remonta el vuelo.


Mujer de cuervo, mil veces vomitada,
de sombra y de pluma, y de anhelo.

19 oct. 2009

Por qué escribo [Tres]


Quizás porque la luz no es suficiente sobre la sustancia poliédrica. Porque necesito escupirme, vomitarme, hacerme el harakiri y balancear la ecuación de estar despierta. Quizás porque me desbordo. O porque necesito observarme desde una media distancia, releerme  por fuera para entenderme por dentro.


Y ni los acordes, ni los idiomas, ni estas líneas bastan. Incontenibles, como una marea que amenaza con arrasarlo todo. Por la pendiente, porque siento demasiado deprisa y agudo y sin cerco. Por el circo mental de trapecista hacia el más difícil todavía.


Y sí, son siempre las mismas frases con las mismas preguntas, pero cada vez me golpean de forma única. Como cada momento que pasa, volándome los sesos, de puntillas. Porque la vida, mi minúscula vida es un mar que no cesa y todo está por suceder.


A tumba abierta.
Por eso escribo a tumba abierta.

16 oct. 2009

Algunas cosas perduran. [nosotros no]



Algunas cosas perduran. Nosotros no. El tejido se desgarra y no nos damos cuenta. Un soplo en la noche arrancando una décima de grado hacia el frío. Y el viento de otoño muerde y después no hay nada. La vida, esta vida, se agosta poco a poco hasta que de un golpe imperceptible raya el vinilo. Y saltan los escáneres, gritan los diagramas y comienza la ordenada sintonía en tú menor de pitidos y respiradores, emocionando hasta las lágrimas a los asistentes. Entonces, tras el sonado éxito comienzan las drogas. Morirse no es sencillo y con suerte la morfina irá directa a la vena. ¡Bingo! Ha ganado usted un viaje a las estrellas. Desfile de cuervos hospitalarios. Cadáveres de exposición con premio al maquillaje. Aunque ahora la cuñada diga que no parece ella mientras sabe qué pieles sacará de qué armario.


Hemos desposeído al individuo, le hemos hecho anónimo. Hemos hecho de la muerte una obra obscena, en el mejor de los casos.

14 oct. 2009

Tú no sabes


Volviste en tres palabras. Tres palabras, un sonido. Cuánto espacio en medio, y sin embargo. Ahora que el Otoño hace el aire más alto, paso las noches sorteando estatuas. Todo se vuelve amplio. Todo es silencio y te escribo.


Tantos habrán escrito mis líneas que suena a vacío. Mi voz bajo la lámpara, envés de mi guitarra, y te escribo. Y tú no sabes nada.


30 sept. 2009

Agreste



¿Por qué al contrario que las piedras mi corazón se vuelve más agreste al contacto de la mano?

Say something



Be the last one to speak. I would beg of you. And then.
La incertidumbre que ya no sé gritarte. Y este baile, que es como tener cuerdas de nylon. Razor. Sharp. Blade. En el estómago. Y el tiempo que va callando, furtivo y consistente como un goteo en vena. Una sombra que me pasa de largo. Nada. Como tú. Nada ni otra cosa. Hoy y mañana y mañana. Mañana ancora. Sin saber qué buscas, qué estás buscando. Be the last one to speak. I would beg of you. Los acordes me golpean el cuerpo. Razor. Blade. Sharp. Sobre las palmas de las manos. STUCK. Contra las piedras.
No sé contra  qué corro mientras la vida pasa de puntillas. Be the last one to speak. Don't leave me hanging. Con los ecos, con las sádicas preguntas. Como una pared de ladrillos.
Y sonríes sólo con los ojos. Y cierras la puerta. 

25 sept. 2009

Viajero


Quizás soy un simple viajero que no ha aprendido a llegar.

Líneas



¿Dónde empieza? ¿dónde acaba la línea? ¿Dónde se halla la frontera divisoria? El mundo a trazos. Difuminados, ambiguos, discontinuos. En toda su amplia escala de grises, como un trampantojo. 




24 sept. 2009

Crónica inversa



No hube de buscarlas. Aparecieron solas. Sangraban aún - me dí cuenta tarde. Crónica de otra muerte anunciada. Inversa. Subversiva. De mí, hacia mí. Tus palabras volaron eléctricas en la lluvia. Como una silenciosa mordedura antes del trueno.


Y me pregunté cómo. Y por qué. Sin tener razones de aquellos motivos. Quise cerrar los ojos y los mantuve abiertos. Uno detrás de otro los nimios detalles. ¿Y entonces, dónde estabas? ¿entre qué gentes? ¿diciendo qué palabras? Todo recordado. Turbio como un duelo. Desbrozado. Regurgitado. Arrepentido.


Como en una cuerda de tender, expuesto hasta el dolor mas ínfimo. No hube de buscarlas, no. Estaban ahí, donde han permanecido. Manchándome las manos y emborronando los ojos. Dejando lo más crudo al descubierto, el Tiempo Cero se vuelve negativo.


Pupilas como gotas de tinta. Esperándome siempre.


¿Siempre?

21 sept. 2009

Cerrar [la boca]

La rabia clara. La mirada fría.
Como un invierno que arresta un segundo el corazón.
Cosida la boca con los ojos en alto.
¿Dónde la diplomacia y dónde la hipocresía?

3 sept. 2009

A prueba [de balas]



- Había honestos en los dos bandos - dijo. 
- ¿Y se mataron?
- Se mataron. (         ). La honestidad no vende a prueba de balas.

23 ago. 2009

Perseidas


Esa noche las Perseidas no hicieron aparición. Sobre el monte recortado de sombra, una luz rosada se difundía en las nubes y el mar a la izquierda aparecía claro y metálico. Los nueve tímidos fulgores que iluminaban el valle de naranja, se iban perdiendo en la incipiente neblina. Un muro aquí y una ventana allá como único trazo de las casas a oscuras. A intervalos regulares, el resplandor del faro, superaba las copas de los árboles.


Pensé en el avispero recientemente fumigado, a medio construir en el suelo del jardín como el ejército inexorable de hormigas rojas susurrado en aquella película. En el zorro cruzando silenciosamente toda la extensión de hierba hacia el gallinero. En el búho, que desde el ciclón no había vuelto a hacer acto de presencia.

Estábamos preparados para observar la aparición de las lágrimas de San Lorenzo, el rastro del Swift-Tuttle que las nubes ocultaban entonces con empeño como algodón de feria imbuídas de luz artificial. No hubo estrellas fugaces. No como las del otro verano. En realidad, nada fue después como aquel verano, donde todo parecía haberse quedado suspendido como en la cuerda floja. Tal vez lo que sucedía era eso; que todo se había vuelto artificial, hasta el contar de las horas, que todo había perdido el equilibrio. En la orilla oscura, de la playa, junto al agua negra que centímetro a centímetro ganaba y perdía la arena sucesivamente.

Ninguno sabíamos cómo iban a terminar las cosas. Lo único fiable de esa noche, era la humedad que trepaba como el frío. Cada uno en un punto diferente, alzando los ojos al cielo. Galicia,  Madrid, Trento, las Bahamas. Una ecuación de tiempo en función del espacio. Ubicación, velocidad.


En algún momento, la soledad del espacio precipitó todo, catalizado por mil nimios detalles, beyond repair. Como una cuerda cuyos hilos se deshacen sin darse cuenta hasta desconocernos en distintas coordendadas. Era una historia frágilmente poliédrica. Triángulos, rectángulos, trazando espirales ahora incoherentes. La fuerza del caos. Puede ser que áquel verano algo comenzara a romperse y no nos diéramos cuenta.

No recuerdo si la parada del autobús estaba desierta. El mar, estaba entonces tan cerca, tan indómito, tan remoto. Y estábamos allí, sin saber que se trataba de una nueva vuelta de tuerca. Allí, mientras la lluvia nos alcanzaba de improviso, el Norte cobró vida. No hubo tiempos muertos sobre la arena mojada. Algo se catapultó hacia delante.

Florencia se fue a México. Trento volvió a su casa. Alguien en Madrid comenzó a caminar el mundo de otra mano. Bahamas. Salamanca, de Madrid partió a Sevilla. Oporto se convirtió en algo más que una estación de metro que había olvidado. Como una conjunción planetaria que sucede sólo cada muchísimos años. Como un cometa raro. Nos disolvimos en el espacio. Dejamos de gravitar unos entorno a los otros.

Ahora no importa cuánto ganemos siempre nos faltará algo. Echo la vista atrás y me pregunto cuál era la estructura subyacente, en qué consistía la divergencia que nos separó indeflectiblemente. Aquello que nadie vió ni supo -ni pudo-ni quiso- parar. Hablo con unos y con otros de esta sensación de pérdida. Scattering y duermevelas. Imperceptible nada.

22 ago. 2009

Enmudecer


Cada explicación encadenaba un nuevo principio. Cada por qué otro por qué como las guirnaldas de papel de los colegios. Aceleración tangencial en mano se impuso enmudecer. Soltó la cuerda en la que trazaba cículos.

Ser libre se saldó con el precio de convertirse en villano. Y puesto que no se puede romper lo que no existe a cuchillo, los ecos maltrechos, aún palpitantes, encargaron a manos llenas la derrota.

Ahora basta. Jaque. Jaque-mate. Todo tuyo, hasta la última palabra, miseria o gota. La próxima me tocan blancas y no empiezo partida. Deliberadamente callo. Y sigo.

18 ago. 2009

Sala de embarque


Unión Fenosa. Lo de las bolsas, cari, que pones en las bandejita. Tienes que hacerlo con chocolate Valor. Aviso del vuelo con destino a __ embarquen por la puerta __. Siguen siendo 12000 euros. (Lloros de bebé sobre un sonido de guitarra). Susana y Ana, una de ellas venía de Zaragoza. (Risas) Ma questi non sanno pronnunciare. De cincuenta y algo... escucha... Sí, sí, sí. Es algo a estudiar, habría que hablar con la clínica. (Gritos de niños). Plantéate el 50 %. No me convence. No, no, no puedo  hablar ahora. Bueno, ¿qué tal lo están pasando los amigos de él?

Las conversaciones ajenas atacan sin piedad mis oídos como una radio mal sintonizada cuando todo lo que pido es SILENCIO.

17 ago. 2009

Antes de que se escape


Quiero captar este momento antes de que se escape. Por eso te estoy escribiendo. Por eso mientras garabateo estas líneas te estoy mirando a los ojos.

3 ago. 2009

[Ojos] negros

Estaba leyendo un libro. Alto, rubio. De pie, a su lado, no notó siquiera mi presencia. El chico moreno frente a mi, sin embargo, no dejó de mirarme. En el vagón de la línea 10 los demás parecían ajenos a cualquier cosa.

Llevaba la seducción escrita en los ojos. Me había observado caminar a lo largo del andén y algo como la duda o la incredulidad había asomado a sus pupilas cuando me senté en el banco, a su izquierda, observando las imágenes de violencia absurda de las noticias del metro. Parecía hecho de otra cosa que no fueran partículas ni tierra, como un eco de algo entre aquí y alguna otra parte. Todo él clamaba "frágil" desde sus retinas. La suya era una mirada líquida de lienzo profundo. Vulnerabilidad en negro, como la ingenuidad de un niño levemente contrariado.

Me observaba, intermitentemente, buscándome y perdiéndome de forma alterna. Las estaciones se sucedían de esta manera, una detrás de otra. A sus espaldas, sobre el torso desnudo de un cartel publicitario la palabra "vanidad" me hizo sonreir unos instantes. ¿Vanidad? El chico se giró para alcanzar el punto donde leían mis ojos, como intentando encontrar la ironía que asomaba a mis labios.

Poco después, las puertas se abrieron. En los últimos segundos, mientras me marchaba, sentí su vista recorrer mi trayectoria. Me giré justo en el momento en el que salí al andén. Fue entonces cuando me dí cuenta de lo que había estado leyendo en sus ojos. Anhelo.

En un gesto final me encogí de hombros. Demasiado tarde para un trayecto tan corto.

30 jul. 2009

La [cuarta] pared

Toda huída es una huída hacia delante. Nadie huye hacia atrás, aunque vuelva los pasos. Retroceder es sólo un acto de memoria para las tres dimensiones. Una vez completado el círculo, hemos trazados espirales, y el mismo punto no es el mismo punto.

La cuarta dimensión es como la cuarta pared; somos sólo la confrontación de lo que vivimos. Estamos hechos de los momentos a los cuales no podemos volver.

El escenario se encontraba vacío. Un único foco sobre las tablas negras alumbrando el suelo. El saltimbanqui pirueteó adentro y afuera en una sucesión de luz y oscuridad, con el leve sonido de las suelas de ballet deslizándose en silencio. Repetía el mismo círculo una vez y otra, como sacado de una caja de música. Realizaba el ejercicio mecánicamente; su mente ajena a su cuerpo.

El espectador en pie tejido en la penumbra. El círculo abriéndose como un amor perdido. El movimiento fluido de quien decodifica el espacio en pensamiento. Desdoblándose, resonando, resbalando; del aire al suelo, del suelo al aire. El saltimbanqui tropezó con la primera fila y el saltimbanqui era un niño. Y ojos parejos a los suyos lo miraron con asombro, diciendo: Hermano.

El saltimbanqui sintió apenas un segundo el tacto de su mano, cuyo calor quedó atrapado debajo de la piel. Su danza despedía ahora un fulgor desconocido, gravitando. Una lágrima escurrió por la mejilla de una mujer que dijo: Todo. A contrapunto, el saltimbanqui se elevó sobre el resto.


Volvió en el cuerpo de un joven. Sus pasos, primero anónimos y mecánicos ahora conscientes en torno a la luz. El resbalar de las suelas menos aéreo, más lírico. Cegado por el foco, tropezó a mitad de movimiento. La silueta, oculta en la penumbra susurró a su oído: Amor. Y algo se quebró en el momento, como si ninguna música en el mundo hubiera nacido. Como si todo hasta entonces hubiera sido noche. Y la silueta bailó consigo.

Agitado, desacompasado y nuevamente solo, el saltimbanqui trastabilló lanzándose al vacío.

28 jul. 2009

Otro [Sueño]


En aquel cuento la princesa había de casarse con Otro.

¿Qué hubiera ocurrido si hubiera decidido casarse con Otro? - No hay quien nos salve de nuestros propios dragones.

When I look on in your eyes then I'll do better *.

Y aquella frase quedó colgando en un folio, en alguna carpeta. A donde va el polvo, los borradores manchados de tinta y los veranos de la adolescencia.

Fué entonces cuando le miró a los ojos, y le dijo: Prefiero seguir soñando contigo. 

___________________
*'74 - '75, The Connells.

23 jun. 2009

Deshilvanado

Litio con mercurio, combinacion perfecta de hielos y fantasmas. No soy ni yo mismo - dice. A renglón seguido sírveme una copa. Los dientes de león se vuelan los sesos. Detrás de los vidrios. Es un paso más allá del afterglow, un recodo certero. Stand-by de un ente solo.

Las percusiones eléctricas resuenan en uno u otro oído. Y a un paso más lento el líquido se deliza en círculos. Translúcidos u oceánicos. El eco de que todo es azul. Acerado. O azul. Retina y contractura como una mancha de tinta. Ves murciélagos o pelvis. Gravedad - la fuerza, girando.

Los labios, la imagen. Unas manos de nácar infinito. Palidez de luna. Era otra Ofelia; otro crepúsculo. Antes de que el tiempo lo hubiera arrasado todo.

8 jun. 2009

Así no [juego]


He apagado las luces, los motores. No tomo esa ruta, te aviso. Mis palabras son como música en tu vacío: Los intermitentes de emergencia no te dicen nada.

Valiente como un tipo duro. (Río con la bilis subiendo a la garganta). Me digo. Qué tendrá que ver el disfraz con la valentía. Dummie de tu propia cobardía. No he de seguir mirando la obsesiva estrategia.

Tu sadomasoquista búsqueda de amor.

Así no juego.

28 may. 2009

Desvaneciéndose

Para ser leído escuchando Gone, play on - Russian Red.

Era un trozo de luz, un cambio de viento. Era un tiempo que estira la razón; un momento aquí (mi mano en tu pecho). Un espacio desnudo. Una señal de tráfico en mitad de la nada. Creciendo. Era un cisma profundo, con medio aspaviento. Una sonrisa torcida de nudo en la garganta.

Pare aquí, al margen. Un relámpago huido antes del arresto. Gafas de policía en la lluvia. Juro que no iba conduciendo en sentido contrario. Sólo estaba allí, perdido entre los árboles.

De pronto todo se deshizo; un motor en piezas, un avión en el cielo.

11 may. 2009

Declaración de intenciones

No voy escribir hoy la crónica de mañana. Ni la de ayer. No es un puño de arena, no es agua; el mundo no se escapa por la puerta. Aquí y ahora. No es una corriente de aire, ni un suspiro. Y todas las supuestas líneas trazadas del destino no son ni siquiera intermitencias, carrete de cometa o carretera. No hay plan prestablecido, preconfigurado. Y no soy una isla ciega. Un passo nel buio. No. Sólo porque no quiero las cuerdas. No trastabillo.

Yo elijo. Elijo. Nunca digas nunca jamás es una excusa para escurrir el bulto. Mi vida es un plan B repentino e inesperado que yo he escogido. Y nadie se guarda un as en la manga ni una cruz de marioneta. Sólo soy yo, en el barro. Ninguna mano-guía, destino ni plano. En este casting no se incluyen gurús para la ruta ni danzas de la lluvia.

No necesito a nadie con todas las respuestas porque prefiero vivir con todas las preguntas. Y contemplar el cielo sólo por contemplar el cielo. No creo en el orden de las cosas de un motor designado. Soy del caos, sin apuntador.

Esta función se sostiene sin protagonistas. Y uno no tiene por qué encontrar una mitad cuando ya es uno. Y hay quien no tiene historias de amor con segundas partes o estribillos. Quien no cree en el happy para siempre. No creo en la absurda frase de es que no era el momento. Ni en el esperar al momento, punto. Lo que no haces, se pierde. Simple. Sencillo.

Afuera con el telón. Mírame a los ojos.

5 may. 2009

Y entonces pienso

Para ser leído escuchando Gotan Project - Confidences (link sobre el título)
Treatment of gemstones is nowadays an ordinary procedure to enhance the visual properties of low-quality minerals so that they will be used for jewellery purposes. Corundum minerals, rubies and sapphires undergo very often different procedures that allow to remove the silks or create the so-desired star effect, distribute more homogeneously impurities that when localised in certain areas constitute dark cores y entonces pienso en cualquier otra cosa. En las breves frases de la madrugada, en los borradores de palabras que siempre dicen la verdad. En la vibración del sonido que no escucho. En los pies del Mosa, plúmbeo y cansado. En tu mano en mi mano, tu mano en mi mano, tu mano en mi mano. En el ritmo lento que se escapa como un zapato a medianoche. La lluvia que se filtra y la ventana azul; azul y triste. Y en que no nos amanecerá de nuevo.
Hago recuento de todos esos lugares, zapatos, palabras. Mojados de una tormenta que nunca llega. Como el deseo aniquilado en tus ojos, quizás. De aquella música y aquel momento que dejo fluir clavícula al hombro desde el cuello. De la huída. Treatment of gemstones in nowadays an ordinary procedure to enhance visual properties - releo. Reescribo. Releo. Nada. No pienso en otra cosa. Sólo son palabras.

7 abr. 2009

Scaffolds


Para ser leído acompañado por KT  Tunstall - Throw me a rope.

Un día te despiertas y de repente ya no eres la misma persona.
Pero las mariposas no saben rebobinar el vuelo.
Scaffolds.
Intentas reconstruirte como recuerdas, con las mismas cuerdas.
Pero has cambiado el tono.

Un día te despiertas y has abierto tanto los ojos
Que has perdido el rumbo. Rodeado de gente, nunca tan solo.
Scaffolds.

Un día te buscas en Peter Pan de caja de galletas,
riffs de Nirvana o tu primera moto - vista al cielo.
Inmóvil, inasumida velocidad.

Un día te despiertas y siendo quien no eras, sientes como sientes.
Y no osas seguir pero no sabes parar.
Scaffolds.
Intentas no emborronar tus huellas, no limar las mellas.
Lo difuminas todo.

Un día te despiertas y has construido tanto
que has destruido el modo de hacerlo sencillo.

Scaffolds.

31 mar. 2009

[En]callando


Ayer un barco encalló en la arena. De noche y en silencio. Era tan tarde que no lo supieron las estrellas. Hubo sólo olas; olas, anclas. El amanecer se lo encontró dormido como un niño en su almohada.

Paseando todas mis nostalgias recorrimos la barandilla y los desconchones. La piedra modelada en agua y piedra; el mar, la mar. Manteniendo dos diálogos paralelos, uno contigo y otro conmigo, algo dejó de encajar.

Todos los ojos fueron testigos del resquebrajo que no se retransmitió ni en vivo ni en directo. Marea alta como voces y ecos. El casco cedía el paso al agua.

En el exterior, funicular arriba y más allá del mundo, vi el tiempo saltar sobre la playa. A velocidad de vuelo de una gaviota, planeando el abismo. Adelante. Miles de leguas. Nómada.

La soldadura se produjo de mañana. El mar en retroceso, la arena brillante y húmeda bajo el cielo, como una mano fría. Difícil evacuar el agua como los recuerdos. Difícil luego, agua creciente bañando la cubierta.

La tarde nos venció en el café, sirviendo olas en la ventana. Nuestra conversación se fue perdiendo en mar de fondo, con unos ojos que no te miraban. El hueco se hizo casi audible como el mar saltando sobre la costa. 
 
Cuando volvimos, ya no estaba allí. Sincronizado con el rescate marítimo, algo de mi había partido con el barco, que medio torcido y remendado se hizo de nuevo a la mar. 

Dos días bastaron para un nuevo silencio. En paralelo, mi diálogo supo que nuestra conversación había construído una pared al vararse en la arena.

23 mar. 2009

Crudo


Soy crudo.
Sin cocinar,
sin excusas,
sin condimentos.

Soy yo.
Soy yo,
sin secretos,
sin laberintos,
sin preguntas.

Soy,
y así me encuentras -
porque no me muestro.

19 mar. 2009

francotiradores


Francotiradores de bolsillo, sonámbulos, persiguen mis sueños y los acribillan a balazos. 
No te fíes de nadie - silvan los proyectiles incrustandóse en la fila enemiga. Levanto los brazos.
Hay unos ojos azules con una carta. He visto tanto horror que ya no quiero la vida. Y dispara, se vuela la tapa de los sesos. Implosiona un grito ciego como el mundo, como una bomba invertida en las entrañas.
Y otra gente muere, y otra gente mata. Caen como soldaditos de plomo en un parking de supermercado. Entre los coches ardientes de gasolina, casi inevitables como la lluvia.

13 mar. 2009

Vuelo

No es que me haya callado, no, es que vivo en silencio. Y toda esta musica ahiedrándose, trepándome por dentro, vibrando hasta romperme. Y todo este tiempo en un pecho extraño, de puntillas, casi disminuyendo. Si no floto, vuelo. Y vuelo en mil pedazos.


27 feb. 2009

Yo fui


La musa en tus ojos. El silencio en tus labios. La conquista infinita. La piel de tu asombro. Yo fui la duda, en cada decisión que no rendiste [aun despues de abatido]. Las horas que bebiste. La fluorescente sombra y tu último castigo.

Todo lo roto, pero todo lo vivo.
Quizás.





16 feb. 2009

Ida [sin vuelta]

Bunker de ruido de vacio: Bombas extrayendo el aire, luz artificial. Pitidos absurdos que llamo casa. Un panel de controles: Leds y numeros. Como un avion en pleno despegue. Bloques de cemento.Vuelas alto o esperas. Soy un amasijo de cables que no se queda (?)

Partir ha sido siempre sin pregunta y estoy frente a las cuerdas. Contra ellas. Lo que he construido hoy no se mueve a tientas, respira y se detiene. Mi universo no gira ya por ti ni por el viento. He puesto en esta huida hacia adelante, un cimiento que no te necesita.

Ligero. Con alas. Entre luces de colores y ruidos cacofonicos. Encima de las nubes sempiternas. De pronto me hallo intentando un viaje de no retorno.

7 feb. 2009

Dilución


A veces me pregunto cuánto tiempo tiene que durar un silencio. Cuánto un luto. Y qué sucede cuando una persona se diluye entre millones. Si cesa de existir, si desaparece. Si se encuentra en algún sitio. Si se levanta al lado de quién.

Hay puntos que desaparecen en la geografía. Ciegos. Como una carretera cortada o un lugar no cartografiado. Una puerta a la que ya no llamas. Un timbre que no añora tu contacto. Un no-lugar que sólo tú encuentras sin volver los pasos en una huída adelante.

A un muerto no se le busca. Un vivo te encuentra.

4 feb. 2009

Je regrette...


Juntando los contrapuntos con los silencios. Las arritmias. Los rubores. La palidez y la aurora. Me pregunto hoy en esta vida cuántica. Me pregunto a saltos. Y empiezo a decirme en silencio.
Je regrette... sin saber exactamente el qué. Me digo, me estiro la piel por dentro. Y hay algo parecido a un nudo que no encuentro.

Un nudo que me huye.

Lejano.

Solo.

Como un picor repentino, deslocalizado.

31 ene. 2009

La vida es un plan [B]


La vida es un plan B repentino e inesperado. Si abres la botella, que no te pese el corazón. Las luces bajas construyen un babel imposible anocheciendo en París. Je dis tantissime cose a ojos llenos de labios. Y he conjurado un sueño de dieciséis años que no se ha desvanecido cuando no he encontrado tu fantasma. So late now. La estatua no se ha movido.

Y pienso nuevamente: Si abres la botella, hazlo sin pensar. Como aquella noche en que todo era posible. Nuevo como tu tacto y alto de estrella. Polizón de caja de sorpresa - robándome el aliento. So late now. La vie est un plan B que nunca supondrías. Saltas como la canción sobre un vinilo. La estatua no se ha movido. Ni tú.

Y se traza un hilo como una fina línea divisoria. Quizás debiera decidir si me quedo ahora.

24 ene. 2009

Fragmentos [Cero]


Hoy he empezado a perder la guerra
o quizas fue mucho antes
y no me he dado cuenta,
arrastrado en la marea.

22 ene. 2009

Que


He empezado a perder los imposibles.
A recortar las estrategias.
A descoser los girones.
Y he soltado amarras, tantas veces
que


He empezado a ir a contramano
En una isla desierta
de siete mil millones.
Y di contra las cuerdas, tantas veces
que


He empezado a no estirar los todavias.
A desarmar los para siempre.
A levantar murallas
Que me dejan siendo el outsider
que


Ha empezado a jugarse el equilibrio.
A apostar contra lo facil.
A apartar la red.
Y no he salido indemne tantas veces
que


He empezado a observar otras mareas
Otros ojos, otras pieles,
Otras manos.
Y me he sentido pequegna, tantas veces
que

He cabido en cada trozo de retazo,
mientras iba de la mano
controsenso
en una carcel de aire que he asumido
cada una de las veces que me caigo
sangrando inutilmente cada herida.

Fragmentos [Dos]


Magnana no me habre arrepentido
de ninguna cosa y tu
seguiras siendo mi falta
de equilibrio, un salto sin red.

19 ene. 2009

¿ Alguna vez habeis [bailado] ?

[Para ser leído deprisa y a golpes, y a ser posible escuchando Dynamo Garage - Heelclicks and Ashes que me llevaron a este estado de ánimo]

Hoy podría comenzar el baile de máscaras. Amarillos, verdes, rojos contra la gravedad. Cuentas de collares como un abanico quieren brillar sobre el tablero de juego y rebotan. Teselado en el suelo, frufrús y pisadas. Y me digo que podría utilizar una piel nueva y todo es oscuro. La brillante sensación del momento.

Mañana es el pájaro que está a punto de brotar en tus manos y que perseguirás como una mariposa. Y pones un pie y luego el otro hasta hacerte una peonza de colores, y el mundo es una gran peonza girando deprisa. Bufón de mundo. Y bailas. Y sonríes. Y todo da lo mismo. Porque has empezado a derramarte, como una lluvia, no, como un eco. Una marea que no se contiene.

Más tú que en otra parte y sin cuerpo. Plumas que se agitan en peinados ajenos. Nada importa. Te visten, te transforman. Alcanzas la vertical fuera del juego. Y ya nadie puede tocarte, ni siquiera tú. Y eres el mago y la paloma. Y te curvas sobre la cuerda y el balanceo no te desarma. Y tocas el cielo. Y puede ser que no hayas encontrado la clave. Pero el ritmo se ha instaurado en tu cuerpo y más allá de ti. Con ese pájaro que desemboca de tus manos. Con ese pájaro que hoy, sólo hoy, sólo esta noche, no va a deshacerse en humo.

Entonces os pregunto, yo os pregunto: ¿Alguna vez habeis bailado?

16 ene. 2009

Fragmentos [Uno]


El mundo no pasa en disneylandia
y he jugado a no quedarme
nunca, como un Peter Pan
que no quiso volver.

12 ene. 2009

Implosion y luz


Nimio, blanco e infinito.
Los huecos de una linea a trazos.
Pequegnos trompicones de aire o de tiempo.
Inermes, absurdos e inauditos.
Como la flor de almendro con la escarcha.
Futil, sutil, amargo.
Linea en carretera cuando vas inmovil.
Dejando de respirar un momento.
Y algo escapa.
Tan dulce, tan pronto, tan pequegno.
Un latido en inversion.
Sin revelar, negativo.
Quizas se deja de ser nigno en un instante.

Implosion y luz.

4 ene. 2009

Pensamientos encadenados


Escapar·Escaparate·Párate·Aterriza·Iza/Ataca.

Y un nudo hecho de a i r e ha mordido el anzuelo ante nuestros ojos atónitos, e l e v á n d o s e AZUL sobre el horizonte INFINito. Confinado a una lína dibujada como el khol a media noche.

Perdidos y expuestos en esta c a j a d e a i r e. Somos red y parte, alambre retorcido y tenso. Voz de extrarradio, descampado y carretera. Línea continua____________

Pensar·Arder·Derrapar·Parecer·Cercenar·Arder

Construyendo cuidadosamente los próximos errores.

Hoy no quiero parar.
[Cursor intermitente]

2 ene. 2009

[Cage]

Suspended like a razorblade hanging in between what you say and what you think. The space between the valleys can cut through your skin. Soft midst and soft waves that do not match your rage. Air is all you see, it's the inside of the cage.