26 nov. 2013

Tu y yo.

Desnudo
todas las fronteras,
suelto el lazo.

Aquí,
no lejos de los vientos.

Dejo de dar
cuerda a la cometa,
corto el trazo.

Vayamos,
vengamos,
marea.

Nunca fue
un equilibrio
estático.

Caja de música,
corazón, trinchera.

Asumamos
que es aquí,
y ahora.

Saltemos
todo por los aires.
Bien alto.

Poco importa,
aquí, ahora.
El mundo nunca
espera.

Dejemos
sólo ahora,
tu y yo.

14 nov. 2013

Quisiera derribar este 8 al infinito
de tu compañía paralela.


19 jul. 2013

Ala delta

Vuelen alto
los vientos que han de llevarte.

Mañana,
apenas la luz disuelva la noche,
cuando no esté contigo.

Vuelen alto en tus alas,
clamoroso silencio,
mañana,
y sean tu abrigo.

Cuando alce mi mano
tan lejos del cielo,

vuelen alto los vientos
hasta ti, mis latidos.







29 jun. 2013

La distancia

Despertar ajeno al alcance de la mano. No, no son kilómetros de vuelo. A un milímetro de hurto. Como agua entre los dedos, o arena incontenible. A veces trueno - siempre tras los fuegos artificiales. Cristal, el celofán de un mundo que no se desenvuelve.

Por eso la voz reverbera. No desemboca. Porque ni tiene cauce, ni es puente. Como un maldito condensador de placas insalvable. Es un hoy infinito. Un ahora suspendido para siempre. Puedes saltar pero no caer. Y eso es lo mismo que no poder defenderse.

Una mano. Un milímetro. Hurto. La distancia más larga del quererte.

23 jun. 2013

Equilibrio

El equilibrio es una flor
que el viento deshoja.

31 may. 2013

No quiero dormir

No quiero irme a dormir
en el desdoro
de esta noche inmensa
que grita ambulancias.

No quiero dormir,
sino marchar sonámbula
por estas calles desiertas.

Bucar fantasmas
y abordar quimeras,
bajo ambarinas luces
que no se lleva el agua.

No quiero irme a dormir
ni estoy despierta,
en este doble tiempo
que reviso.

29 may. 2013

Remoto. Conocido. Extraño.

Hacer el amor a un ex-amante. Remoto. Conocido. Extraño. Recordar su aroma piel a piel habiendo desterrado su tacto. Recorrer mentalmente su cuerpo. Nudo de indeleble cartografía. Cicatrices nuevas y viejos retazos. Re-conversar  fantasmas. Conjuros. A dos velocidades la misma película.

Florencia, diez años después.
Amar estas piedras, duras y ausentes bajo otra lluvia. 

27 may. 2013

Sueño

Es tan leve el vuelo,
que el ave no sabe
del silencio que evoca.

Tan leve, que aunque
aboque el suelo,
no te toca.

La anti-cuerda floja,
sobre un día gris.

Amanece, orilla Norte
del Mosa.

Y es tan leve el vuelo,
que ni el viento osa
interrumpir que sueño,

Bueren en lo alto
y dormida en tu piel,
hermosa.







8 may. 2013

Tu mano amorosa

En tu país llano de cicatriz ferrosa,
de camino de lluvia,
rivera industriosa,

en tu país llano
que no entiende primavera
presurosa
no arrancada al viento.

En tu país llano,
que no es más que un
comienzo,
breve en muros
cuanto gris en cielos.

En tu país llano,
donde escribo.
En tu país llano
de nostálgica Mosa.

He encontrado tu mano.
Tu mano, amorosa.

Música: Le Plat Pays - J. Brel

23 abr. 2013

Nostalgia inquieta

Amor,
si no descoses los pliegues de
esta noche lenta.

Si no desarmas
el gozne del reloj, que
no apresta.

Son 60
en un giro -
como una ruleta.

Si no digo
tu nombre.

Amor,
quizás el tiempo
no agite
esta nostalgia
inquieta.


Música: Astor Piazzolla - Soledad.

10 abr. 2013

Principio

No sé cómo he llegado a este punto.
Ando descontando pasos
y paredes, hoja en alto y cielo inmenso
hasta hacerlo sencillo.

Querría llegar a un movimiento:
retroceder del verano las horas que no habito,
coserlas una a una hasta juntar tres días,
y extender el tiempo,
a solas, contigo.

La horizontalidad del dos más dos
de este manifiesto, la linearidad gozosa
del trazo que diviso
dice que amo este gris, y esta lógica.

Vivo asombrada de principio a principio.

8 abr. 2013

Milonga risueña

Dame una sonrisa,
milonga,
en paso lateral,
un beso en el pasillo.

Dame una sonrisa
a carcajadas,
milonga, guardada
en el bolsillo.

Entre tú y yo,
entre tú y yo
milonga,
entre tu cuerpo y el mío.

Tan secreto temblor
redoblando, milonga,
tu rítmico tambor
acariciando mi oído.

21 mar. 2013

Así de pronto

Desde que voy naciendo
a este extraño mundo
donde se tiende una mano
al paso cambiado

Y la duermevela no
es ya el día en que el
cansancio no alcanza al desaliento,
en un invierno que el viento
aqueja repetido.

Desde que voy naciendo
y me sorprendo
con la edad de los siglos
a manos llenas, malabares
de tiempo que no hago,
en palabras que no actúo
y menos digo.

Desde que voy naciendo
y nazco, y otros ojos dicen
te comprendo,
diáfana la claridad
y honesto abrigo.

Se me ha volado el tejado
así de pronto,
los pies del suelo
de pronto,
las orejas, los labios
de pronto.

De pronto,
todo lo que había
escrito en los libros.


14 mar. 2013

Moi aussi


Nunca es demasiado temprana la palabra
que dice lo que proclama el gesto.
_________________________________


Fue tu corazón
y no la luna,
en la cadencia argentina
de tu pecho y mis manos.

Un primer encuentro
de abrazo cerrado.

Fue tu corazón
y no la luna.

Imparable la noche
en que casi no nos conocimos.

Los arabescos del tango
que aún no aprendimos.

Las palabras que entonces
aún no cruzamos.

Hoy es tu corazón
contra mi oído.

Moi aussi, te amo.

11 mar. 2013

Sólo luz

De ti sólo luz.
Luminoso amor que
no toca el suelo.

Sólo luz,
alta entre tus manos,
sobre la nieve,
un lunes, un domingo.

Good night Sunshine;
de ti, sólo luz.

Buscarte sin acierto

Yo no habría sabido encontrarte.
Buscarte, sí.
Buscarte sin acierto.

Lo hubiera hecho donde cae
el día, 
como un meteorito despistado
que no lee la indicación "a Rusia".

Nunca hubiera pensado
en trazar infinitos sobre el suelo.

Yo no habría sabido encontrarte
bajo el agua.
Ni suspendido en el cielo.

Buscarte, sí.
Buscarte sin acierto
en ningún/cualquier lado.

Si estamos aquí
fue, porque entendí,
tu corazón en mi mano.

26 feb. 2013

Heureuse en la nieve

Indolencia de nieve,
eterno instante suspendido
y la campana resonando en la noche.

Niebla y sonido.
Sueño, derroche.

Autobuses que descienden vespertinos.
Sonrisa contra cristal.

Tu me rends heureuse...

22 feb. 2013

Las horas

Lucho minuto a minuto
contra la lentitud de las horas.

(Oh, by this count I shall be much in years
Ere I again behold...  - Romeo & Juliet, Shakespeare).

21 feb. 2013

60 r.p.m.

60 r.p.m.
acelerando al azul
este febrero.

Bueren también
vuela alto.

En este cielo,
una caja de aire
de resonancia infinita.

Esta máquina incesante.
Mi corazón, Arquero.

15 feb. 2013

Valentine


Lonely valentine,
bailarín de tango.

Los pies de mi silencio
se mecen al compás,
en este mecanismo
de derivas y dudas.

Lovely valentine,
despierto de luna.

¿Qué será - te pregunto -
en esta noche oscura?

5 feb. 2013

Tango

Al carajo,
al carajo
o al olvido.

Nada se pudo
contra la luna llena.

Por un tango,
con un tango,
contigo.

25 ene. 2013

Primera ley de Newton


Ni seguir el uso de tu ausencia.
Ni echar el punto y aparte.
Este freno de mano no funciona
tan bien como la primera ley de Newton.

Y así, el cuerpo en movimiento
no se detiene.
Tampoco sus entrañas,
que centrifugadas regurgitan
en círculo un motor eterno.

Autoconmiseración de primera,
al traste con todo.

Tu ausencia,
                  mi nostalgia,
      tu ausencia,
                          mi apátrida destierro.

(Yo, que me jactaba de mi
no-correlación con la geografía,
descubro haberme cartografiado
en tu cuerpo).

Y ahora soy de nadie.
Con nadie.
En ningún lugar.

Borradas tus coordenadas
sigo, impasible,
un bucle que no desemboca.
La tangente de algo que no existe.

Y me pregunto, amor, ¿hace frío?
Love, ¿te ha llegado el invierno?

Bastaría tomar tu silencio como
atajo al olvido,
y no perpetrar la espera con
ganzúas nostálgicas.

Bastaría. Mas no toca el suelo.
Ni cae, ni se levanta.
Sólo sigue.

Y no hay rumbo,
ni mañana, ni palabra, ni voz,
en este segundo de accidente
de tráfico
que desbroce el silencio.

Como mi cuerpo
tocado por esa ley de Newton.
Ingrávido y absurdo satélite,
sin motivo,
ausente de tu mapa y trayectoria.

18 ene. 2013

Hoja de ruta

Ay, Ay, Ay, Ay 
Take this waltz, take this waltz 
With it's "I'll never forget you, you know!" 

Leonard Cohen - Lorca.

_________________________________


En Viena esta tormenta cerrada,
detiene febril con bocas de nieve
toda la intención de salir en tu búsqueda.

(Aeropuerto de Bruselas).

_________________________________


En Viena no hay diez muchachas,
sino el patético descenso cubista de una escalera.

Un café al que no has de volver
con anotación al margen,
y la esperanza truncada de retrazar tus huellas:
Mensajes encriptados en tu hoja de ruta.

Graben, Tuchlauben y sabe dios por qué,
la obligatoria visita a Griechische Kirche.

(DominikanerJesuiten, como un mantra,
y sólo recuerdo lo que no marcaste al lado
de la Venus de Willendorf).

En Viena hay una noche y un baile
donde los turistas japoneses sonríen,
tapándose la boca.

Esta noche no habrá Strauss
y varados en el aeropuerto los músicos
cargarán sus caparazones en los cambios de puerta.

Y como la escalera, fogonazos.
Luces largas con olor a caballo
en la Spanish Riding School,
alientos congelados frente al Belvedere.

Y yo, no bailaré contigo,
ni observaré el silencio de tu frente,
ni seguiré las ondas de tu andar,
aunque todo sea oscuro.

11 ene. 2013

Encontrar tu ausencia

Cuánto tiempo necesito
para encontrar tu ausencia.

Hubo que declinar los rayos
como rosas, que languidecieron tarde
este verano.

Hubo de cubrirse el mundo
de esta oscura noche, interrumpida
por el giro de una noria.

Estirar el espacio
en estas cuatro paredes.

Ni las amapolas, ni las piedras.

Entonces resbalabas
por las curvas húmedas
de todos mis reproches.

Entonces, no sabría ser tú.
La gravedad no nos
era un gesto extraño.

Hubo que desbrozar un otoño,
aprender que no era resquebrajo
o aullido.

No un paisaje en llamas,
no hilo de alambre.

Ahora que quizás he comprendido
el necesario cuerpo
de esta ausencia.

Ahora que entiendo
el sosegado cuadro de tu
huella herida.

Sólo me queda tiempo
para contar tu cuerpo;
tu corazón veloz,
tu abrazo vespertino.

Ya no hago inventario
del verano.

Sólo del café de tus ojos,
la sonrisa en tus labios
y tópicos, que a nadie
dicen nada.

Seis meses y has cerrado
por derribo.

Seis meses; tiempo que
me ha llevado
encontrar tu ausencia.

Max Richter - Summer 2, Vivaldi recomposed