6 oct. 2014

No son costras en las rodillas

Corren.
Los últimos años 80.
Los pantalones de pana.
Una foto analógicamente desvaída.

Hay a seres humanos a los que les crecen ramas de corteza adusta. De un espacio invisible que implosiona en el pecho. En torsos lisos e inaprendidos. Estallan ramas. Espinas aceradas de múltiples brazos.

Mi madre nos lee Platero cuando se va la luz.
Escribo poesías sobre conejos y creo en Dios.
Hay cosas que están bien.
Y mal.
No se corre en los pasillos.

Yo soy de esos. Periódicamente en lágrimas. Ante ojos plácidos/apáticos del público. Queda un óxido cruento -esgrimida espada - arma siempre a vueltas contra uno.

Hidra trémula de múltiples quejas que no sabe explicarse.

Porque el amor de mi madre es un insulto que no entiendo.
Desde mis 7 años.
Cómo el amor de mi madre es el odio de otros.
Cómplices todos en escuadrón de ataque: No hay nunca nadie que articule un basta.

Y el espacio se extiende, lo abarca a uno, todo. Mi persona, la peste que suma en cuarentenas. Parece justificado al fin, adicionar traiciones - para evitar contagios. Uno a uno graban los nombres en esta corteza.

Yo, hago cuentas desde entonces.
Barajo el álgebra de cómos y porqués.
Hilvano y no encuentro.
Escribo.

No son simples costras en las rodillas.
Sino cicatrices cinceladas.
Caligrafía de niño.

1 ago. 2014

Aristas

Perpendicular. A saltos. Como una aguja - vinilo - acantilado
Acuso un caso de nostalgia por los días tristes.
Retrospectiva de noche / adolescente /
Sólo dentro de mi lo más salvaje que he calzado.
Kamikaze - Tigre - Bestia que no araña más que adentros.
Sólo me reconozco en mis aristas.






10 jun. 2014

No fue tan terrible como un concierto de los Editors.
Tan drástico como cruzar el Atlántico.
Olvidarte ha sido mejor, después de la tormenta.
Olvidarte ha sido un lujo que he comprado a plazos.

3 jun. 2014

Carretera impredecible

*

Me gustan las autopistas
porque lloran contigo.

Espinas eléctricas
y expedientes vacuos,
las ondas en el aire
de un inmenso vacío.

*

Atestiguo sin nombres
tu fotobiografía, en huellas
y arenas que encriptan
a silencio.

Desamparados graffiti,
piel ajena, cemento.

*

Me ha llevado un tiempo
saber llorar tu risa,
las antenas que despliegan
fieramente tus brazos.

*

Y sé al cabo
que no he observado sola,
ni uno de mis ausentes
paisajes de extrarradio.

*

He trazado una línea
que se cierra sin eco;
a veces espejismo
de compás alargado.

Me pregunto,
si acaso de la curva observo
una burda tangente:

Compás tiralíneas
de hipermetrópica sombra,
que me lleve a tu lado.

*







17 feb. 2014

Sosténme el giro

Domador de espirales,
I am not so brave.

Miles de kilómetros
de distancia y
basta un viento.

Deriva, ruta,
circunstancia.

Balística peonza
a contratiempo.

Domador de espirales,
I break like glass.

Hoy,
hoy sólo sosténme el giro
(mientras me encuentro).






3 feb. 2014

to weave a cloth

Not until last year I realized
I had swallowed the sun.

It must have been that bitter August drink,
that justified the fog.

The numbness and winter.
The doubt, the doubt, the stone.

Until.

It's been the thread pulling out
of the clown,
all the way to everything

After. And after still.

It's been the thread that I'll weave
into cloth.

Of light the string,
that's what you've brought.

31 ene. 2014


De Aracne a Ariadna, y es un rayo de sol. La caja de Pandora, madeja en febrero de hueco a corazón.
Implosionaba la luz de costura menguante. Un año después - un paño después- tu mano, la red que me impulsa, constante.