22 ene. 2010

Dos suicidas


Si te veo en el camino y desciendo - tomo el último desvío que no me lleva a ti.
Prescindo de toda recta o cortapisa para estrellarme con efecto. Y no me quedan golpes.
Tú estarás ahí, casi en el acto.
Te haré pedazos, como quien destripa por naturaleza.

Somos dos suicidas;
tú contra mi, yo contra.
Y rotos todos,
el mundo girará
de una voraz tristeza.

Ahíta del deshaucio que promuevo, corazón abierto y sal sin duda, no me busques.
Aún no encuentro los restos del naufragio.

20 ene. 2010

Puedo


Si es oportuno amar, o negarte de nuevo.


Tu voz de madrugada.


He tenido una intuición a ojos ciegos.
Puedo cerrarte el corazón, puedo
cerrarme a martillo.


Decir que no hay daño sin sangre
con litros circulando por mis venas.


Claro que, también, puedo mentirme.

12 ene. 2010

Proscribo


Tras cerrar el grifo, éste comenzó a gotear hacia adentro. La herrumbre crepitó por la garganta como placas de fiebre. Aún un soplo frío, mis ojos están ciegos. Como abrirse en canal hacia el invierno, esperando que la nieve sea blanca.

Y hay rojo por todas partes
en el calor del cuerpo que proscribo.

Tú no lo sabes -  miento. Aunque no lo sabes. De raíz. No sonrío más que por fuera.

La película que nunca se habrá de estrenar no deja el celuloide intacto.