30 nov. 2009

Incogitor




*
Leszek Mozdzer plays one of his heartbreaking compositions on... exactamente no importa dónde.
No importa dónde. Sino con qué. Si alguien ha sentido escalofríos, o un aire irrespirable en los pulmones. Si a alguien le ha llegado de pronto un aroma conocido a la memoria...

(Link sobre el título).

25 nov. 2009

Un-


Untitled, undivided, unwhole.
Tras esa página que deja una sonrisa en el álbum de fotos, toda aquella enormidad desierta. Todos los puntos suspensivos, lacerantes y rítmicos.
Qué irreal se ve todo. ¿Acaso ocurrió aquella distancia? ¿La noche donde el dolor nunca cedía? Parece como si una bruma espesa desdibujara los contornos de tu suéter - tú, que no dices jersey.

Unacknowledged, unspeaked, undone.
Como quien deshace un nudo.
Hoy me queda sólo tu melancolía.

19 nov. 2009

Preguntas

No me quedaban más preguntas. Eras la duda que no acaba bien. La tierra podría haberse puesto a temblar, que no me hubiera mojado los labios.

12 nov. 2009

Miss Lonely


Las luces cuadradas, amarillas, entre las ramas; el cielo plomizo y azurado. La farola redonda y naranja al lado de la calle. Oficinas desiertas con ecos de invierno. Los neumáticos mojados, los autobuses como enormes escaparates nocturnos. En la sexta ventana a la izquierda, una sombra a través de los árboles. Una sombra que va y viene, ahora en la quinta, y pequeños contraluces que pasan.  Siluetas oscuras caminando.


Hollow.


Alguien me dijo ayer untouchable. Me he convertido en un personaje de dibujos animados. Llámame Miss Lonely para hacerlo más fácil:  Yo no tengo la culpa, me dibujaron así. Hoy la oquedad en mi clavícula no sabe si espera tu mejilla. Aquí no queda nadie. Toda esta noche se me cuela en las costillas y me llena de aire. Esta media distancia reververa al infinito y hace agua por todas partes.


Hollow.


No hay lugar donde ninguno de tus gestos me alcance.

10 nov. 2009

Aéreo

Paredes de aire. Castillos de viento. Aérea inmensidad anudada al cuerpo.

9 nov. 2009

Quieto



Quieto. El mundo se detiene como una caricia, leve. No ha amanecido hoy y entre la bruma nadie se agita. Ni siquiera las voces de lo pájaros. De hoy a nada. Como un sonido en off con piano al fondo y el vaho escapándose de la boca. No se han apagado las farolas y el tiempo no escurre sin la lluvia.


Me pregunto cuánto más aguantaré este sostenido. Este ir y venir constante que es como contener el aliento. Cuánto más habré de aproximarme, qué sentido. Espero, dando vueltas al corazón como un reloj de cuerda. Ilusión óptica, pájaro y jaula. Los grajos invaden el grave de mis 60 latidos que tiemblan directo a la mejilla cuando abres la puerta.


Frágil, equilibrio. Nuevamente frágil. Por momentos eres como andar de puntillas y de pronto una corriente y frío. Busco la línea que caminas y desplazas, a antojo, como si se tratase de otra textura en el aire. El enigma que ni siquiera asoma a tus ojos como un duermevela.

6 nov. 2009

Blues

Hoy llueve por dentro. Sí, también por fuera, pero nada que ver.
Una sucesión de cuatro acordes en acústico, arrastrados de grave a agudo, que se cuelan bajo el maquillaje.
He quemado tantas naves sin generar ningún fuego. Salvo en tus brazos.
Hoy todo está mojado.
Un rimmel que no se desata, un recado que no dejas en el contestador. _____ . _____. _____. Un parpadeo insolente.
Todo suena a líquido e imperdurable.
Debe ser la oscuridad creciente tras la espalda, los faros de los coches fluidos y las gotas que caen.
Los pedazos de risas se descascarillan como hojas de otoño. Las noches abarrotadas que antes llenaban el espacio, rotas como un cristal. Algo me dice que la alegría no se puede contener. La desdicha...
Cuando quiera volver no sabré regresar, aunque poco importa si no se puede retroceder al principio.
Será quizás es sólo este blues, que llueve por dentro. O quizás el blues es sólo una excusa para tener un motivo. Cursor intermitente.