14 dic. 2011

Chopin

Segunda enmienda de Chopin. Dispara a impromptu y gana. Peluche electrizado que hace corazón de tripas. En ese foco trasnochado bajo lluvia.
Y qué nos queda después - después del beso.

Recuerdos de celofán. Acaso. Electrocardiograma de montaña rusa.

Segunda enmienda de Chopin. La bilis sabe a gloria tras la adrenalina. Cuando cae el telón. Y sólo quedan espejos rotos y afilados. Sueños de apenas nada.
Y qué nos queda después - de haberlo tenido todo.

Anticipo el golpe. Casi, lo prescribo. Y escarbo en la herida que aún no es. Y digo. Digo. Girando en el viento. Importa acaso lo que hayamos perdido?

Apostar al vencido

Hoy no creo en mañana y está escrito. Al monstruo sólo hay que cortarle la cabeza.  Todo se convierte en piedra, que empuja o catapulta al fondo del río. Al héroe también.Y es lo que no digo o lo que callo, una maraña de espuelas. Un desbocado silencio al galope en mi almohada.

Átale las alas al dragón. Sájale los ojos. Duda que no ve, corazón que no miente. Que yo no sé ser tú aunque quisiera. Hay corazones que laten deprisa y sangran despacio. Y aún no creyendo quiero jugarmela toda, de cuerda o ruedo. Contra la racional respuesta matemática. Contra el túnel. Contra las cuerdas. Hasta la última gota. A ciegas.

En un desquiciado ejercicio de esperanza.

Cuesta abajo

Cuando la marea miente y el cuerpo tiembla.

Cuando todo parece accidental
y nadie se levanta.

Odio este cielo gris, desde las gradas.

Si creo sólo en ti.

Uno tras uno escribo,
desposeídos fantasmas de esta carne.

Cometas de tristes luces,
desencajadas.

Si creo sólo en ti, y tu mundo se apaga.

1 dic. 2011

Reflejo

Esta queja plomiza, este andar mirando al suelo. Los cuervos revolotean periféricos. Caen como hojas de las extendidas o remiendos de noche. Descosidos los ánimos que sé sin derechos.

En este espejo en el que me haces reflejarme, he visto la duda.