26 abr. 2011

Después

Todo lo que queda en pie
cae encima de lo que viene después.

No es cuestión de invierno, ni de frío. Tampoco de piedras. Aunque la estructura es frágil, piel de sal y lluvia. Gira como una isla invisible o cinta de cassette con su click abrupto. Cada día, cada duda, cada cara.
Lazo sinusoidal de tiempo. Espacio en que me pierdo. Vacío. Nada.