30 ago. 2012

Volarme la cabeza

Porque no sé dejarte ir.
Ni quedarme.
Ni hacer otra cosa
que someterme a centrífuga.

Maldita la razón, mil veces maldita.
Ojalá alguien me volara la cabeza
para poder seguir el corazón.

25 ago. 2012

Globo aerostático modelo reloj blando de Dalí.

Irse deshaciendo contra el suelo.
No ganar la superficie con los pies,
un globo aerostático hecho reloj de Dalí.

Ese verano que recuerdo,
en otra parte, en otra persona.
Un sitio que no existe y desfila plano
en celuloide bajo mi retina.

Quiero ser una mejor versión de mi
aunque sólo sea cerrando el último acto,
y quién sabe, tal vez me gane una sonrisa.

Seguiré intentándolo,
como año tras año las Perseidas.

Línea recta

Transversal. Atravesada. Indigesta.
La recta que regresa mis puntos suspensivos.
Es lo que tiene la continuidad, que no sé a dónde voy.
No sé a dónde dirijo esta correlación perfecta.

23 ago. 2012

bloqueo

Vivo un stop permanente. Una pausa con botón de rewind.
Este estático movimiento de tristeza, incesante y furtivo - casi periférico.
Soledad de lluvia. De noche que acecha el final de un verano.
No llegan las horas. No pasan, se resisten y arañan el tic tac del reloj.
Esta falta de gravedad, este aire de tormenta, este no saber llegar más alto
que a los techos de Lieja.
Y aún así ahogarse.

He de desembocar todas las presas.